Nosotros escuchamos ense帽anzas, leemos libros, sabemos mucho, pero no vigilamos nuestra propia negatividad, lo que s铆 vigilamos son los defectos de los dem谩s: «este ha hecho algo mal», «el otro se comporta mal鈥» Pero esta no es la pr谩ctica real, porque de esta forma tus propios enga帽os no disminuyen. En T铆bet hay un refr谩n similar al de «ver la paja en ojo ajeno y no ver la viga en el propio», dice: «no vemos nuestra cara que es como la de un toro pero las caras de los dem谩s, como hormigas, s铆 las vemos».

Otro ejemplo de la diferencia entre los no practicantes (la gente ordinaria) y los santos o yoguis es que los primeros siempre consideramos nuestras cualidades, nuestras propias virtudes o nuestras justificaciones, pero no las cualidades de los dem谩s, en ellos solo vemos defectos. Ambos grupos de personas, yoguis y seres ordinarios, buscamos lo mismo pero lo hacemos de manera contraria y, por supuesto, los resultados tambi茅n lo son. Nuestra forma actual de pensamiento necesita un cambio. Cualquier mente que act煤e como obst谩culo para que generemos respeto por los dem谩s es un enga帽o.

Los enga帽os son enemigos, si se lo permitimos nos da帽an en esta vida y lo har谩n en las futuras. Los enga帽os son enemigos interiores que tenemos desde siempre y, realmente, son los 煤nicos enemigos que nos pueden hacer da帽o, tienen el poder de llevarnos a los reinos inferiores, tienen m谩s poder que todos los dioses juntos. En cambio, nosotros creemos que los verdaderos enemigos son los exteriores, pero estos no son permanentes, en cualquier momento una persona que tenemos como enemigo puede convertirse en un amigo, puede cambiar la situaci贸n, pero cuando se trata de los enemigos interiores, los enga帽os, estos los tenemos desde siempre, desde las vidas pasadas y pueden acompa帽arnos a las futuras

馃槉 Se trata de adiestrar nuestra mente y para ello necesitamos un Maestro que gu铆e el proceso.

A veces infravaloramos nuestra propia val铆a y nuestra mente cae, se desploma y no quiere saber nada de continuar este camino, pero podemos ver el error y cambiarlo, adiestrarnos, traer otra mente con m谩s fortaleza; en nuestra mente est谩 la semilla de la Iluminaci贸n. Los budas tambi茅n eran seres ordinarios antes de entrenarse, como nosotros. Necesitamos una mente fuerte, estable y aqu铆 la gu铆a del Maestro viene en nuestra ayuda para discernir la mente negativa y transformarla, y educar la mente positiva, tal como hacen los padres con los hijos, equilibrando el desarrollo del ni帽o, vigilando desde un coraz贸n en el que dentro hay compasi贸n.

馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞馃憞

Para pedidos en papel en https://fundacionchusuptsang.org/tienda/libros-varios/corazon-abierto-mente-feliz/

Para pedidos en pdf mandar un mail a secretaria@fundacionchusuptsang.org

**Todo lo recaudado con la venta de los libros publicados por la Fundaci贸n Chu Sup Tsang es para sufragar los gastos de la futura construcci贸n de la BIBLIOTECA Y GOMPA en el

Monasterio Chu Sup Tsang . Universidad budista (Espa帽a).

Por el beneficio de todos los seres 馃槉

Muchas gracias por vuestra colaboraci贸n

Men煤 de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin煤a navegando est谩 dando su consentimiento para la aceptaci贸n de las mencionadas cookies y la aceptaci贸n de nuestra pol铆tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci贸n. ACEPTAR

Aviso de cookies

Carrito